El Método Poyet, es una terapia manual,  fruto del trabajo e investigaciones del Fisioterapeuta y Osteópata francés Maurice Raymond Poyet (1928 – 1996). Este método nace de la conbinación de la Osteopatía y la Terapia Craneosacral, desarrollando unas particularidades y mapas que conforma el llamado Método Poyet en honor a su creador.

Con la Osteopatía comparte sus fundamentos principales, que podrían reducirse en:
– Un enfoque integral del cuerpo. La estructura y los sistemas son interdependientes y están relacionados entre si formando una unidad funcional que se relaciona continuamente con el entorno.

– La estructura y su función están relacionados. Si la estructura esta afectada su movimiento y función lo estarán también.

– El organismo tiene capacidad de compensación. El organismo es capaz de adaptarse a cualquier situación patológica mediante un mecanismo de compensación tanto en sus funciones como en el movimiento.

– El cuerpo posee capacidad de autocuración y autoregeneración.  Este es inducido a través de la liberación del movimiento de las zonas afectadas.

– La ley de la arteria es absoluta. Allí donde la sangre circula libremente la patología encuentra gran dificultad para desarrollarse. La perturbación del flujo sanguíneo derivará en una mala circulación, acumulando toxinas en los tejidos y potenciando el proceso patológico.

 

Tanto la escucha diagnostica como la corrección son manuales y se realizan sintiendo e induciendo al Movimiento respiratorio primario (RMP). El Movimiento Respiratorio Primario es un movimiento involuntario y rítmico de expansión/retracción que tiene su origen en el cráneo. Este movimiento se produce gracias a la fluctuación del líquido cefalorraquídeo, que se encuentran entre las capas de las meninges, en su recorrido entre el cráneo al sacro. Este movimiento es transmitido a través de las fascias y las cadenas musculares a todos los sistemas y estructuras del cuerpo. Posee su propia actividad rítmica fisiológica y es independiente del ritmo cardiaco y el movimiento respiratorio pulmonar. Oscila en sucesivas fases de llenado y vaciado, realizando entre 10 a 12  ciclos por minuto, El MRP es perceptible en todo el cuerpo mediante la escucha manual, sintiendose como un movimiento suave y sutil.

Cualquier alteración de la estructura o de su función repercute directamente en el MRP de la zona y de las estructuras implicadas, causando también un  efecto compensatorio a distancia.  Esto se percibe una perturbación en la calidad o cuerpo del movimiento y en la dirección y sentido de este.  El objetivo del tratamiento es restablecer el movimiento armónico y fluido propio de las diferentes estructuras implicadas y devolver la movilidad y la función fisiológica adecuada correspondiente a cada sistema. El Método Poyet trabaja tanto sobre el sistema musculo-esquelético como el orgánico.

Este método posee unas características únicas:

– La suavidad y la precisión de los gestos terapéuticos y de diagnóstico
Tanto para el diagnóstico como para la corrección utilizaremos una presión ligera equivalente “al peso de una mariposa que se coloca encima de una flor ”. Esto hace que sea una terapia poco invasiva.

– Las somatotopías craneales
La motilidad de los huesos y articulaciones del cuerpo se refleja sobre el cráneo en zonas concretas, llamadas somatotopías. El diagnóstico sobre estas somatotopías permiten tener una visión global, rápida y precisa del movimiento de las diferentes estructuras.

– Teclado sacro
En el sacro se encuentran puntos de tratamientos de cadenas musculares, órganos y zonas anatómicas.

 

metodo poyet

Teclado sacro