sauna turca

 

La sauna turca o baño de vapor, también llamada Hamman, se caracteriza por su alta humedad. Esta es proporcionada por conductos que suministran constantemente vapor de agua al interior de la sauna.

La diferencia básica entre la sauna sueca y la de vapor es la presencia de mayor humedad en esta última.  La humedad en los baños de vapor es del 100%. Además, los baños de vapor mantienen una temperatura más baja que la sauna sueca, esta oscila entre 40 y 45 grados centígrados.

Normalmente se utiliza esencia de eucalipto o menta para aumentar el efecto vasodilatador de los pulmones y abrir mas las vías respiratorias. El preparado se vierte bien en la salida del conducto de vapor o en la maquina vaporizadora.

 

BENEFICIOS E INDICACIONES

Mejora la respiración y humedece las vías respiratorias.

Mejora el sistema de intercambio de gases y de ventilación.

Los pacientes con enfermedades respiratorias o pulmonares obstructivas mejoran transitoriamente sus funciones respiratorias, así como también mejora resfriados, sinusitis, etc.

En los deportistas esta especialmente indicado al reducir esta el tiempo de recuperación post-esfuerzo.

Es ideal para la limpieza de la piel y del cutis. La piel se torna suave y sedosa. Beneficia a personas con afecciones cutáneas como acné, descamaciones, irritaciones, etc.

Al humedecer el pulmón, es ideal para aquellas personas que se encuentren en proceso de dejar de fumar. El efecto del vapor de agua, limpia los alveolos de restos de sustancias nocivas derivadas del tabaco.